Cosas para Recordar
El Control Mental y el Campo Cuántico: el Agua

El Control Mental y el Campo Cuántico: el Agua

Y por todo lo que explica el siguiente artículo damos una botella de agua mineral cargada con la terapia que acabamos de realizar con el Quantum…

Contra todo lo que se ha supuesto hasta ahora, nuestros pensamientos no están almacenados en nuestro cerebro, sino que forman parte del campo cuántico.

Cada vez que pensamos algo, se genera una vibración que interactúa con estructuras armónicamente resonantes de nuestras células. Y de esta forma atraemos a nuestras vidas aquello en lo que más pensamos.

En la física, la palabra Quantum es una entidad indivisible de energía, es el último componente o el componente más pequeño y esencial del universo en el cual vivimos, ya que los átomos están compuestos por partículas sub-atómicas, las partículas sub-atómicas están compuestas por los Quarks (que son paquetes de energía) y los Quarks están compuestos por el Quantum.

Por lo tanto…

EL QUANTUM ES AQUELLA ENERGIA DE LA CUAL TODO LO QUE EXISTE ESTA HECHO

¿Cómo se relaciona El Quantum con el control mental?

Como todos sabemos, el agua posee muchas propiedades que han sido bien estudiadas y que la convierten en el principal sustentador de vida del planeta. Pero existe algo acerca del agua que las corrientes científicas tradicionales tratan de ignorar y negar, y se trata de la consciencia del agua, o la capacidad del agua para grabar y conservar información y de reaccionar a las influencias vibratorias sobre el quantum.

Sin embargo, el Prof. Benveniste, el Dr. Ludwig, el Prof Schweitzer y el Dr. Masaru Emoto han probado claramente que el agua puede actuar como una grabadora líquida, siendo capaz de recibir y transmitir vibraciones electromagnéticas a las moléculas. Este proceso de transmisión, amplificación y almacenaje de señales moleculares, es un proceso natural propio de todo ser humano, y los experimentos de los mencionados científicos llaman nuestra especial atención hacia la clase de pensamientos y palabras que utilizamos.

El agua que consumimos diariamente, no es tan pura como solemos creer. El hombre moderno des-energetiza el agua por medio de procesos sintéticos, y le agrega muchos químicos para matar peligrosas bacterias y micro-organismos. Todo este procesamiento químico y mecánico, modifica las propiedades del agua pura, y hace que se convierta en portadora de señales y longitudes de onda potencialmente dañinas para nosotros.

El Dr Wolfang Ludwig ha demostrado que muchas frecuencias electromagnéticas y oscilaciones dañinas pueden ser transferidas a los órganos humanos a través de la energía contenida en el campo cuántico del agua, mientras que el Dr. Masaru Emoto autor del libro “Messages of Water” (Mensajes del agua) ha probado que hasta el sonido y la música pueden modificar la estructura de los cristales de agua.

Las moléculas de agua poseen un polo positivo y uno negativo, y esa es la razón por la cual pueden comportarse como pequeños imanes, uniéndose entre si hasta formar racimos de cientos de moléculas. Estos racimos son estructuras muy sensibles que pueden ser fácilmente afectados, y las influencias vibratorias pueden imprimirse en los mismos, almacenando de esta forma información dentro del agua.

Este descubrimiento está estrechamente relacionado con la homeopatía. La homeopatía funciona porque existe en los racimos la propiedad de almacenar huellas vibratorias. Durante el proceso homeopático, los patrones vibracionales se bloquean dentro de los racimos moleculares del agua, y cuando Ud. toma el remedio homeopático, la estructura de los racimos le es transferida, haciendo que usted reaccione al patrón vibracional bebido.

Esto ha sido debidamente probado mediante rigurosas condiciones científicas por el Prof. Benveniste en Francia a fines de la década de 1980, y fue luego confirmado por las investigaciones de cinco diferentes universidades.

LA CONTAMINACION DEL AGUA

Como podrá Ud. imaginarse, siendo el agua capaz de recibir la impresión de vibraciones del campo cuántico, también recibe la influencia de los contaminantes y químicos del medio ambiente, y nos los transfiere cuando la bebemos. Tal como ha sido probado en Alemania por el Dr. Wolfang Ludwing, quien nos dice que no solo los contaminantes físicos producen un efecto dañino, sino que el agua que ha sido expuesta a dichos contaminantes también produce un efecto dañino, ya que la estructura de los racimos del agua se contamina con esos impactos vibratorios.

¿Pero entonces el agua que bebemos no es pura?

NO, los tratamientos convencionales del agua no son adecuados, ya que remueven los contaminantes físicos para producir agua químicamente pura de la canilla, pero la estructura de los racimos del agua no es modificada por dichos tratamientos, y continúa portando patrones vibracionales de toxinas y químicos al cuerpo humano.

El agua es tan importante para la vida de este planeta, que se encuentra en todos lados: en la atmósfera como nubes, lluvia y humedad, se encuentra dentro de la corteza terrestre, y está presente en cada ser vivo, animal o planta, y nuestros cuerpos están compuestos de un 70 % de agua.

Nuestro cerebro utiliza la estructura molecular del agua para almacenar nuestro conocimiento, y el consumir agua impura debilita nuestra capacidad para resistir las enfermedades. El Prof. Jaques Benveniste ha descubierto que alternando los campos magnéticos, se puede borrar la memoria almacenada en el agua (y muchos médicos del pasado, utilizaban electro shocks sobre pacientes esquizofrénicos, para borrarles la memoria que tenían almacenada en las estructuras moleculares del agua de sus cerebros)

LA INFLUENCIA COSMICA

El agua parece funcionar como el órgano sensorial de la tierra para los ciclos cósmicos. Todos nosotros sabemos como las mareas reaccionan a las diferentes fases de la Luna, y el Dr. Theodor Scwen ha investigado los sutiles efectos del cosmos sobre el agua, demostrando claramente las variaciones que se producen en la respuesta del agua, frente a los cambios en las constelaciones planetarias.

El descubrió que el agua en movimiento funciona como un receptor, mientras que el agua en reposo preserva la información almacenada. En sus experimentos el agitó agua a intervalos regulares, antes durante y después de un eclipse solar. Y luego utilizó los diferentes tipos de agua para regar granos de trigo.

Los granos que utilizaron el agua agitada durante el eclipse, tuvieron un crecimiento deforme, mientras que fue normal el crecimiento de los granos regados con agua agitada antes y después del eclipse. (Otras técnicas fueron utilizadas más tarde para confirmar la correlación entre el crecimiento de las plantas y las constelaciones planetarias)

Lawrence Edwards también ha llevado adelante un fascinante trabajo acerca de como se modifica la forma de los capullos de los árboles y flores a medida que se modifica el alineamiento planetario. Por ejemplo, el planeta Marte influye sobre el roble, Venus sobre el Abedul, las cerezas son influenciadas por el Sol, etc.

De la misma forma el agua es altamente susceptible a las constelaciones cósmicas, y deriva dicha información a todos los organismos vivientes, ya que todos ellos están ampliamente compuestos por agua.

Multiplico
en infinita gratitud
gracias a: Maria Alejandra Rios
SAMAI

No comments so far!
Leave a Comment