Cosas para Recordar
La Quinua y Yo

Le he puesto a este post de esta manera porque  se me esta presentando esta semilla sincronizadamente  entre varias cosas.

Estaba esta semana cenando con una amiga que vive en Canada ; que nos vemos una vez al año,cuando ella viene a pasar las fiesta al calorcito de Miami; y me empezo a comentar algunas de las cosas de la dieta que ella tiene y las nuevas cosas que hay en el mercado para tener una buena alimentacion. Tengo que confesar que este tema no lo tengo muy bien solucionado y que disto mucho de comer sano. Bueno, la cosa que entre unas de las cosas que me nombro es la quinua o quinoa. Me dijo que es muy sana y que ella la prepara como un arroz y hace diferentes recetas con ella.

La cosa es me antes de esta conversación ya me había picado el” bichito de la curiosidad ” así que esta charla me acerco un poco mas a la quinua. Para rematar ayer recibo por email el articulo que puse mas abajo de El Miami Herald . Por supuesto ya compre un paquete  pero todavía no lo hice, porque quiero leer alguna recetas y elegir algunas y así empezar a introducirla a la dieta de la mi casa. Posiblemente les cuente como me va con esta nueva experiencia.

También quiero hacer un comentario personal sobre el ultimo párrafo del articulo en cuanto a “eran tan pobres que los habitantes usaban le trueque” , la persona que escribió este articulo no sabe que hay muchos países “desarrollados” que usan el trueque como una forma mas de intercambio de bienes. En lo particular me parece algo sustentable , que ayuda al medio ambiente y que ahorra dinero a mucha gente.

” UN HOMBRE limpia el grano de quinua cosechado en Pacoma, Bolivia, en esta foto del pasado 25 de octubre

Pequeños copos de nieve se diluyen en los surcos recién abiertos de una tierra reseca y sedienta. Miguel Choque exhala el aire húmedo y frío, sonríe y dice que la nevada es señal de buen augurio para la siembra de quinua.

Antes de roturar la tierra, Choque y otros campesinos vecinos suyos en esta región del altiplano boliviano ofrendan a la Pachamama (Madre Tierra) y piden por un buen año para el cotizado grano. En siete meses los racimos en flor pintarán el paisaje agreste de amarillo, verde y rojo.

La quinua es un grano que ayudó a salvar del hambre a los incas y ahora está transformando una de las regiones más pobres de Bolivia desde que se popularizó en países ricos por sus excepcionales condiciones nutricionales, que han llevado a la NASA a incluirlo en la dieta de los astronautas. Las ventas al por mayor se multiplicaron por siete desde que aumentó la demanda a partir del 2000.

El gobierno del presidente Evo Morales incluyó al cereal como alimento “estratégico” para la seguridad alimentaria de Bolivia y está impulsando su consumo interno. El grano fue incorporado en un paquete de alimentos de subsidio a madres en gestación.

Conocida como el grano de oro de los Andes, el diminuto grano es el único alimento vegetal que provee diez aminoácidos esenciales para el ser humano. Tiene un alto contenido de proteínas (14-18%) y es buena fuente de fósforo, calcio, hierro y vitamina E, y puede inlcluso reemplazar la leche materna, dice la FAO.

“Si yo pudiera escoger una comida para sobrevivir toda mi vida, escogería la quinua”, escribió hace un tiempo el agrónomo estadounidense Duane Jhonson, de la Universidad de Colorado. “Es la comida más perfecta que hay para la dieta humana”.

“Tengo deportistas de alta competencia que hablan bellezas de ella”, expresó David Schnorr, presidente de Quinoa Corp., la importadora más grande de Estados Unidos.

El arbusto crece en el altiplano, una región árida y pobre a 3,700 metros de altitud, y es resistente a las heladas y sequías que periódicamente golpean a esa región.

Bolivia genera un 46% de la producción mundial y le siguen Perú con 30% y Estados Unidos con 10%, según un informe del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

“Duplicamos nuestras ventas en los dos últimos años, en plena recesión”, dijo Schnoor.

El año 2000 Bolivia exportó 1,439 toneladas por $1.8 millones, el año pasado las exportaciones alcanzaron a 14,500 toneladas por más $25 millones hacia la Unión Europea, Estados Unidos y Japón, los principales mercados.

Este año la meta es producir 30,000 toneladas, asegura el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez.

La quinua no es un cereal. Es una semilla que se come como un grano, no tiene gluten y es más fácil de digerir que el maíz, el trigo, el centeno, el mijo y el sorgo.

Los indígenas que cultivan el grano están entre los más pobres y hasta hace unas décadas muchos de ellos todavía convivían con el trueque.”

No comments so far!
Leave a Comment