Cosas para Recordar
Las enseñanzas de Baal Shem Tov, el fundador del jasidismo

estrella azulLas enseñanzas de Baal Shem Tov, el fundador del jasidismo

Israel Ben Eliezer, también conocido como Baal Shem Tov o Besht, fue un rabino judío considerado fundador del judaísmo jasídico (1698-1760)

 

El jasidismo es un movimiento judío místico-religioso popular, cuyas raíces se remontan a Provenza, Francia y a Alemania, en los siglos XII-XIII. Más adelante se desarrolla en Polonia, a partir del siglo XVII, iniciado por Israel Baal Shem Tov (1700-1760) y desde allí se divulga a Rusia, Rumania, Hungría, como también a Palestina. Floreció allí hasta la Segunda Guerra Mundial y desde el inicio de este siglo, en los Estados Unidos.

 

 

Baal Shem Tov, empezó sus actividades en los años del deterioro global de la situación del judaísmo polaco. Los judíos estaban desilusionados al saber, que Shabtai Zvi resultó ser un falso Mesías, y su sucesor, Jacobo Frank, era un aventurero, un charlatán y además, fundador de una secta que significó un peligro para la existencia del judaísmo. Como consecuencia de los acontecimientos políticos en Polonia, se deterioró la situación socio-económica de la población y eso causó graves problemas para los judíos. Se desmoronó la vida comunitaria tanto desde el punto de vista religioso como social. 

 

El erudito despreciaba a aquellos quienes no tenían la posibilidad de estudiar, porque tenían que trabajar para ganar el pan cotidiano, y a veces no podían cumplir con sus obligaciones religiosas. Mientras en las escuelas talmúdicas se alimentó el intelecto de aquellos que las frecuentaron, no había cabida para el corazón, ni para los sentimientos. 

 

En sus prédicas y libros publicados los rabinos y maestros sembraron desesperanza, amenazando con la perpetua condenación divina en la tierra y en el más allá para aquellos, que no cumplían con las obligaciones religiosas en forma estricta, asegurando que ni el menor pecado dejaría de tener su castigo.

 

En estas circunstancias empezó Baal Shem Tov su actividad como maestro y predicador itinerante. Habló primero a los niños, y luego también a los adultos. Al principio se reían de él, pero a poco tiempo los oyentes divulgaron sus enseñanzas, y su fama y el número de sus seguidores creció muy rápidamente, ya en su vida, y aún más después de su muerte, por intermedio de sus discípulos.

 

Después de pocos decenios, centenas de miles de judíos encontraron el consuelo y el coraje para vivir y sobrevivir, nutriéndose de sus enseñanzas que se difundieron rápidamente. Hoy las conocemos como el jasidismo.

 

La palabra “jasidcosher viene de la raíz cosherjesedcosher, que sig„ifica amor, benevolencia, piedad. Jasid es aquella persona que lleva una vida de fervor, de exaltado júbilo por sentir la presencia de Dios en su vida, y esta presencia le inspira a brindar amor hacia todos y hacia todo.

 

¿Cuál era el secreto del éxito de Baal Shem? El no escribió libros, sino que después de su muerte anotaron los discípulos sus enseñanzas, pequeñas historietas, parábolas, cuentos, homilías, sus interpretaciones de la Biblia, y los editaron. La razón principal de su éxito fue, que habló a aquellos a quienes nadie había hablado antes, nadie se había preocupado de ellos, nadie les había prestado atención. Esta gente necesitaba consuelo, estímulo y empuje.

 

 

 

El ignorante o aquel, que por sus preocupaciones materiales no pudo dedicar tiempo para el estudio, o por razones de trabajo y otras preocupaciones descuidó u omitió algunas ceremonias, se sentía no sólo culpable frente a Dios sino también de muy poco valor en la comunidad. Entre los maestros había místicos y cabalistas quienes enseñaron, que todo ser humano es pecador y se puede expiar a Dios sólo por ascesis, negando las necesidades y las alegrías del cuerpo.

 

Frente a ellos, Baal Shem Tov habló acerca del amor imperecedero de Dios que llena todo, y especialmente lo ha implantado en todo ser humano, y por eso no pide más sino que los hombres amen el uno al otro.

 

El Baal Shem Tov ganó la reputación de hacer milagros con el fin de ayudar a judíos en una situación desesperada, o para enseñar a sus estudiantes una profunda lección. Muchos de los relatos hablan de la capacidad sobrenatural del Baal Shem Tov para obtener la cura para el enfermo grave, o para permitir a las parejas estériles sin esperanza el tener hijos. En muchas de estas historias se dice que el Besht milagrosamente atravesaba vastas distancias en tiempos más breves que de costumbre, un fenómeno conocido como “Haderej kfitzat” -acortamiento del camino.

 

Se cuenta la historia de una pelea que estalló entre dos hombres de la localidad en la sinagoga del Baal Shem Tov. En un ataque de ira, gritó uno de ellos, “yo te haré pedazos como un pez.” Instruyó el Baal Shem Tov a sus estudiantes, que habían sido testigos del altercado, que se pusieran de pie cerca de él y cerraran los ojos. De pronto, los estudiantes gritaron de terror, cuando se les mostró una visión en la que el hombre al que la amenaza iba dirigida era desmembrado. Así, el Besht enseñó a sus alumnos el poderoso efecto de las palabras que, a veces, sólo se puede percibir en los reinos superiores.

 

En el primer día de Shavuot de 5520 (1760), rodeado de sus alumnos más devotos, Rabí Israel Baal Shem Tov falleció.La muerte del Baal Shem Tov, dejó un vacío en el liderazgo que fue llenado inicialmente por su hijo, Tzvi Hersh. Pero en el primer aniversario de la muerte de su padre, Tzvi Hersh anunció que su padre se le había aparecido en sueños y le dio instrucciones para la transferencia del liderazgo a su discípulo Rabí Dov Ber.

 

Rabí Dov Ber pronto se trasladó a Mezritch, estableciéndola como el nuevo centro del jasidismo y fue conocido como el Maguid de Mezritch.

 

 

http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Titular/52616/

No comments so far!
Leave a Comment