Cosas para Recordar
Perfil del Maltratador

Perfil del maltratador

  • Utiliza la violencia con el fin de doblegar la voluntad de la víctima.
  • Los ejes en que basa los abusos domésticos vienen determinados por la edad y el género.
  • No es enfermo mental.
  • Selecciona a la víctima y escoge el lugar del ataque.
  • Tiene actitudes sexistas y creencias estereotipadas de las mujeres.
  • Ve amenazado permanentemente su poder en el ámbito familiar.
  • Impone el aislamiento social de su entorno familiar, como estrategia para romper la independencia y autoestima de su pareja. La imposición de aislamiento en no pocas ocasiones va más allá de lo psicológico y pasa a la inmovilidad física, dándose situaciones de secuestro en el propio hogar.
  • Critica constantemente con el ánimo de crear inseguridad y fomentar la dependencia.
  • No asume la responsabilidad de sus actos violentos ni considera el problema como propio.
  • Tiene una gran capacidad de persuasión. Con extraños utiliza la seducción para imponer sus criterios.
  • Racionaliza su conducta violenta, la justifica y minimiza.
  • Utiliza todo tipo de estrategias para lograr un único fin: que la mujer no se aleje o que vuelva a su lado.
  • Atribuye el problema a la propia conducta de la víctima, a la familia, el trabajo, la situación socioeconómica.
  • Representa una imagen social opuesta a la que tiene en el ámbito privado.
  • Fuera de casa puede ser educado, alegre, amable, seductor, solidario, atento, respetuoso.
  • Una de sus estrategias es la de convencer a la mujer de que no puede vivir sin él, cuando en realidad es él quien depende “funcionalmente” de ella.
  • Manipula a la compañera ejerciendo el control sobre los bienes materiales.
  • Utiliza las visitas a sus hijos para acercarse a su víctima y seguir maltratándola.
  • Tiende a manipular e intenta seducir a los profesionales con su juego de doble fachada.
  • Entiende su equilibrio emocional como control absoluto del otro.
  • Siempre pide una segunda oportunidad.
  • Esgrime los celos para invadir y controlar la vida de la mujer.
  • Tiene generalmente antecedentes de violencia en su familia de origen.
  • Repetirá su conducta violenta en las sucesivas relaciones que mantenga con otras mujeres.

Sus estrategias defensivas

Las estrategias defensivas utilizadas por el agresor consiguen un resultado excelente al trasladar la responsabilidad de la agresión a la víctima, provocando una doble victimización cuando afirma que miente, que está loca o que le provocó.

Fundamentan
Racionaliza los ataques de forma que parezca que está bien lo que hizo.
Minimizan
Resta importancia a la agresión para conseguir distanciarse del daño causado, argumentando que éste no ha sido tan grave: “no le pegué, sólo la empujé”.
Desvían el problema
Suele achacar su comportamiento a la falta de trabajo, el exceso en los gastos, a sus problemas con el alcohol, etc. Con este mecanismo trasladan la responsabilidad a cuestiones ajenas a sí mismos.
Olvidan
Asegura que no recuerdan, que no son conscientes de lo que se les recrimina. Niegan abiertamente los ataques utilizando como defensa este mecanismo para restar credibilidad al relato de la víctima.
Racionalizan
Explica coherentemente conductas y hechos. La explicación real y la motivación de las mismas no serían admitidas por la instancia moral de la personalidad si el entorno social no admitiese esos comportamientos como legítimos.
Proyectan
Atribuye a la víctima la responsabilidad de las conductas violentas.

Texto extraído de la Guía de los Malos Tratos (pdf 665kb)
Copyright:
ÁNGELES ÁLVAREZ ÁLVAREZ
alvarez@enclavefeminista.org

No comments so far!
Leave a Comment