Una nueva mirada a la conversión desde el calendario maya al gregoriano sugiere que el mundo no podría llegar a su fin el 21 de diciembre de 2012. De hecho, los investigadores dicen que podría haber terminado ya. ...